El Correo Ilustrado – La Jornada
Jueves 18 de abril de 2019

Sin fecha de caducidad,
desapariciones forzadas

Jesús Piedra

Ayer, un amigo de años, que nunca se había atrevido a hacerlo por temor, a decir de él, a abrir de nuevo una herida, nos preguntó qué sabíamos de Jesús desde que lo desapareció el gobierno hace 44 años. Le explicamos que esa herida nunca ha cicatrizado porque el puñal de la injusticia que lleva clavado, horadó con saña no sólo en nuestra familia sino en el país entero, haciendo que esta herida se convirtiera en una llaga dolorosa. Le dijimos que no sintiera pena por hacerlo, que para nosotros se había vuelto cotidiano hablar de ello desde que emprendimos la lucha por su vida y su libertad y en búsqueda de justicia y que también, nos preguntaran o no, siempre hablábamos de ellos porque era nuestra forma de mantenerlos presentes en la conciencia de un pueblo que tal vez nunca los vio o que no los conoció y por el cual dejaron todo, arriesgaron todo y perdieron su libertad y en algunos casos la vida. Le dijimos también que nuestro sosiego sólo vendrá con la libertad de ellos y que los buscaremos vivos hasta encontrarlos.

En el 44 aniversario de la desaparición forzada de Jesús Piedra Ibarra

¡Vivos los llevaron! ¡Vivos los queremos!

Rosario Ibarra, Rosario, Claudia y Carlos Piedra Ibarra, Jorge Gálvez.