La Impunidad: Zona de Escrache

Hace más de cuatro décadas, el sistema político mexicano representado para ese entonces por Gustavo Díaz Ordaz, daba una clara demostración de hasta dónde estaba dispuesto a llegar para cuidar los privilegios y los intereses de la casta política. Fue Luis Echeverría Álvarez quien inició desde la Secretaría de Gobernación, la ominosa y terrible práctica de la desaparición forzada y que proliferó como mala yerba durante todo su mandato presidencial y en el de todos los que le han sucedido que los colocó en la historia «al nivel» de los dictadores de América Latina. La protesta y movilización social han sido reprimidas y quienes participan en ellas han sido asesinados, encarcelados o víctimas de desaparición forzada y llevados a las cárceles clandestinas del gobierno. Se ha sembrado el terror en la población mediante el Terrorismo de Estado basándose en la «Doctrina de Seguridad Nacional».